Los calentadores de cera: qué son, cómo funcionan y cuál debemos comprar

0
3458

Desde hace unos años venimos asistiendo al auge de la depilación láser. Un tratamiento que con el paso del tiempo se está mostrando cada vez más efectivo. Hasta el punto de que numerosos fabricantes han encontrado aquí una magnífica alternativa de negocio y vienen ofreciendo ya máquinas depiladoras láser para utilizar en casa.

No obstante, aunque los sistemas de depilación láser y las depiladoras están cada vez más de moda, los calentadores de cera para depilar siguen teniendo un espacio muy importante. Son muchas las personas que siguen confiando y optando por los sistemas tradicionales de toda la vida.

Al igual que viene sucediendo con la depilación láser, los calentadores de cera han ido evolucionando con el tiempo. Ahora pueden encontrarse en el mercado calentadores de gran calidad y que se adaptan perfectamente a cualquier tipo de cera que se utilice para la depilación.

De entre ellos, habría que destacar, por ejemplo, los calentadores de cera de Original Cherry. Estos son capaces de ofrecer un calentamiento uniforme de la cera depiladora para que alcance la temperatura adecuada y no se produzcan quemaduras durante la depilación.

Qué es un calentador de cera y cuáles son sus ventajas

El calentador de cera, en líneas generales, sirve para elevar la temperatura de la cera hasta llevarla al punto de fusión. Su cometido no se queda aquí, ya que ahora viene la parte más importante: debe ser capaz de mantener la temperatura de la cera para que no se solidifique, pero que tampoco queme.

Los calentadores de cera, en general, aportan una serie de ventajas más que interesantes al proceso de depilación. Hay que destacar, sobre todo, su rapidez, su limpieza y su gran rendimiento de la cera. No en vano, muchos de ellos cuentan con un termostato para mantener por más tiempo las propiedades de la cera utilizadas.

Disponer de un buen calentador de cera es fundamental para la depilación entre hombres y mujeres. La cera caliente sigue siendo uno de los métodos más utilizados para acabar con el vello corporal no deseado. Y sus resultados siguen siendo también excelentes.

Porque a pesar de que se tiene la idea de que el depilado con cera caliente es muy doloroso, en realidad no lo es tanto. Los calentadores de cera hacen que esta se caliente. Dicho calor ayuda a abrir los poros y hace que el vello salga con mayor facilidad y desde la raíz.

Cómo depilarse con un calentador de cera

Antes de utilizar el calentador de cera, hay que limpiar bien y dejar seca la zona de la piel que se vaya a depilar. Es muy recomendable exfoliar incluso esta zona de la piel con el fin de prevenir un posible enquistamiento del vello. Algo que en algunos casos puede llegar a ser habitual.

Una vez que el calentador tiene lista la cera, esta se debe aplicar en el sentido de crecimiento del vello. Si se hace del lado contrario, no se lograrán arrancar los pelos desde la raíz.

A continuación, hay que levantar la cera cuando al tocarla los dedos no se peguen en ella. Es precisamente en este punto cuando se ha de retirar la cera y siempre en un solo movimiento. Quizás es el momento más temido durante la depilación con cera, pero si se ha llegado a un nivel de temperatura elevado y constante con el calentador no debe haber ningún problema.

Esta última es una de las principales razones por las que resulta fundamental adquirir un calentador de cera de gran calidad. Es preferible que este tenga regulador de temperatura o termostato para controlar mejor la temperatura y verificar que esta se mantiene en perfecto estado.

Qué se debe tener en cuenta antes de comprar un calentador de cera

Para comprar el mejor calentador de cera, hay que seguir una serie de condicionantes:

Potencia del calentador de cera

La potencia del calentador de cera debe ser suficiente como para fundir la cera (en torno a los 300 W). Pero además, una potencia que no solo caliente al máximo la cera, sino que también mantenga la temperatura. En caso contrario, la cera se pondría dura y resultaría imposible llevar a cabo la depilación.

Capacidad del calentador de cera

La capacidad del calentador de cera dependerá en buena medida del tipo de depilación de cada uno. No es lo mismo aquel que quiera depilarse todo el cuerpo que quien solo se depile el bigote. Lo más recomendable es que esta capacidad no sea inferior a los 250 mililitros.

Accesorios

Los calentadores de cera incluyen una serie de accesorios para la depilación. Los más básicos vienen únicamente con la cubeta, mientras que los más completos incluirán espátulas, pastillas de cera, cubetas, etc. El precio suele incrementar a tenor del número de accesorios, de ahí que es necesario comprobar si serán útiles o no.

Por último, hay que tener en cuenta que sea un calentador de cera que esté fabricado con los materiales más apropiados. Su construcción debe dirigir el calor al punto deseado para de esta forma evitar todo tipo de quemaduras o cualquier accidente no deseado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.